966 63 29 17 info@servicaixes.com

Normalmente, cuando se compra cualquier tipo de producto, este viene embalado. El embalaje de los productos cumple una función imprescindible de protección a los mismos. Pero lo cierto, es que las funciones del embalaje van más allá de cuidar los productos, por ello hoy queremos contaros qué es el embalaje y cuáles son las funciones que cumple el mismo.

El embalaje se define como «caja o cualquier envoltura que protege un objeto que se va a transportar». Engloba todas las acciones necesarias para garantizar el correcto transporte de los objetos y los protege de todo tipo de riesgos (climáticos, de manipulación, por periodos de almacenamiento prolongados etc.).

No debemos confundir el embalaje con el envase del producto, pues este último sería el packaging, más orientado a la venta y el marketing. Hay diferentes tipos de embalaje:

  • Papel y cartón. Es el más habitual la mejor opción calidad precio. Además suele fabricarse con materiales reciclados y reciclabes lo que contribuye a preservar el medio ambiente.
  • Madera. Se utiliza sobre todo para envíos muy pesados o que requieren una especial protección y se suelen utilizar en combinación con rollos de papel y plástico.
  • Plástico. Las cajas de plástico se utilizan sobre todo en envíos de ida y vuelta ya que son reutilizables. También encontramos dentro de esta clasificación las bobinas de plástico protector.

En cuanto a las funciones que desempeñan los embalajes, encontramos 4 que destacan:

  1. Protección de los productos a enviar o almacenar. Como ya hemos comentado este sería el principal cometido.
  2. Información sobre las características de los productos.
  3. Identificación de la compañía. De una forma no tan evidente como en el caso del packaging, los departamentos de marketing de las compañías comienzan cada vez más a trabajar la identificación de la compañía en el embalaje más allá del nombre de la misma impreso.
  4. Facilitar el transporte, manipulación y almacenamiento.